Con el tiro del final

ZONA 2
En su peor actuación como local, Alvarado rescató un punto sobre la hora ante Ferro Carril Sud de Olavarría que daba la nota de la jornada y se llevaba otra victoria de Mar del Plata. Juan José Longhini abrió el marcador a los 31’ del complemento, mientras que Juan Sosa tuvo su premio al mejor jugador del “Torito” y marcó el 1 a 1 definitivo a los 43’, cuando el local no encontraba la forma de llegar a Coronda. De esta manera, el equipo de Tenaglia es el único puntero del Argentino B, aunque con un partido más que Racing de Olavarría.
Por Sebastián Lisiecki

Sorprendió Ferro, parándose lejos de su arco, jugando de igual a igual, recuperando la pelota y complicando por el sector derecho. Colombano era una preocupación constante, Chevrot trepaba por el costado y Longhini no se estancaba entre los centrales y salía a pivotear. La visita tuvo dos disparos desde media distancia que rebotaron en los defensores. Pero la primera clara fue para Alvarado, con un centro de Sosa que Coronda calculó mal, la cacheteó y pegó en la cabeza de Fernández que no la vio y se fue besando el palo derecho. En la réplica, Chevrot lo tuvo de derecha pero sin dirección a la parte externa de la red.
El partido era muy interesante, de ida y vuelta, con Ferro manejando la pelota y Alvarado pareciendo más incisivo. Por eso, casi se pone en ventaja en una buena incursión de Fernández por adentro, probó desde afuera y se fue cerca del caño izquierdo de Coronda. Pero la más clara en el cuarto de hora inicial fue de Ferro, con una maniobra individual de Barrientos que amagó de zurda, desairó a Fittipaldi, salió para la derecha, otra vez para su pierna hábil y sacó el latigazo que rechazó con la pierna Evangelisti y no pudo aprovechar Chevrot en el rebote. Era más el carbonero, complicaba por los costados, Chevrot por un lado y Barrientos por el otro eran más que Fittipaldi y Fernández, respectivamente, y la visita empezaba a merecer el primero.
De la mitad de la poco, el juego se emparejó, perdió un poco de vértigo, siempre con Ferro como protagonista, con mayor precisión en sus volantes y con Colombano y Longhini poniendo en apuros a los defensores marplatenses. Y el 9 casi el gol de su vida a los 27’, tras una falta no cobrada de Sánchez a Ischia, pelotazo largo para el goleador que la dejó picar y la agarró como venía, de volea, pero la pelota se abrió demasiado y se fue al lado del palo derecho de Evangelisti que se tiraba desesperado.
Alvarado careció de juego, los cambios no le dieron el resultado esperado a Tenaglia. Ischia nunca fue el conductor que el equipo necesitaba, faltó conexión con los puntas y ni Sosa ni Cayuman se la pudieron ingeniar para complicar en demasía a la defensa visitante. Pero por suerte para el local, el medio se acomodó, la última línea se puso firme y ya no se acercaban a las áreas. Así se fue la primera mitad, ya sin jugadas de peligro, pero con Alvarado intentando llevarlo por delante.
En el complemento, sin cambios, otra vez la visita se plantó mejor en el campo. La mitad de la cancha marcaba la diferencia, se hacía notoria la falta de Christovao y no elaboraba juego y se le complicaba mucho acercarse al arco de Coronda. Y Ferro tuvo la primera del complemento con Colombano que encontró mucho terreno para correr por la derecha, encaró hasta la altura del área, enganchó para su zurda y probó al arco, para que picara antes de llegar a Evangelisti, eso hizo la pelota, pero el arquero respondió bien en dos tiempos cuando arremetía Longhini.
Pero la más clara del partido la tuvo Alvarado a los 10’. Por primera vez se juntaron los delanteros, Sosa la hizo toda por la derecha, metió un centro-pase para Cayuman que, solo, en el punto del penal metió un gran cabezazo que obligó una mejor atajada de Coronda para mandar al córner y ahogar el grito albiazul.
Ahora sí apareció Alvarado, empezó a dominar el encuentro, levantó Giménez en la mitad de la cancha, Ferro sintió el desgaste, Sosa era el protagonista de todos los ataques marplatenses y el “Torito” empezaba a merecer el primer tanto de la noche. Tenaglia mandó al terreno de juego a Napolitano para generar fútbol, Ischia se corrió al costado y Alvarado empezó a llegar por todos lados. Y casi se pone en ventaja con un golazo. Lagrimal metió un centro en posición de ocho, la pelota cayó en la medialuna del área grande y Cayuman metió una chilena bárbara, que le picó mal adelante a Coronda que se la encontró para sacar al córner.
Pero la apertura del marcador fue para la visita. Una gran jugada colectiva por izquierda, Colombano encaró por donde ya no estaba Fittipaldi (había ingresado Villán), metió un gran centro para Longhini que metió un mejor cabezazo a contra pierna de Evangelisti que se quedó parado y enmudeció al Mundialista.
Más desesperado que nunca, con Giménez como único volante de marca, Alvarado fue con todo en busca del empate. Lo tuvo Cayuman pero la agarró mal y la tiró arriba del travesaño. Sosa siguió buscando y tuvo su chance pero le entró sin dirección. Lagrimal se sumó a la mitad de la cancha y trepó en todos los tiros por la derecha. Pero la más clara llegó por un error de Coronda, que perdió un centro del lateral bahiense y Junior Ischia le pegó de espaldas, al arco, con Rosales que volvía y, en la línea, la sacó al córner.
El equipo de Tenaglia si no había tenido juego hasta ahí no lo iba a encontrar ahora, desesperado, ahogado por el reloj, entonces la empezó a tirar. Ferro se replegó para aguantar el resultado y cada jugador de Alvarado que agarraba la pelota la metía en el área rival. Y allá fue. Un pelotazo devuelto por los centrales, otro que moría en las manos de Coronda, hasta que uno, de casualidad, encontró la pierna derecha de Sosa. Y el “Lagarto”, el mejor del “Torito” en la noche no perdonó. Recibió, se acomodó y sacó el latigazo con los ojos cerrados, adonde estaba Coronda que no pudo rechazar con las piernas y explotó el Minella. A dos minutos del final, cuando la cabeza no daba ideas, cuando las piernas pesaban cada vez más y cuando la gente se impacientaba, llegó el empate que le dio un desahogo para no perder el invicto en casa.
Un punto que, en la previa, sonaba a poco. Porque el rival llegaba herido, con sólo cuatro unidades en el campeonato, en zona de descenso directo, con muchas bajas, con varios chicos. Pero Ferro le jugó de igual, fue superior en toda la primera mitad y en el complemento aprovechó una de las pocas que tuvo. Alvarado jugó su peor partido en el Minella, careció de generación de juego y ahí deberá apuntar Tenaglia para reforzar el plantel de cara a la segunda parte de la temporada. Con todo esto, el empate milagroso termina dando un viso de justicia a un partido muy entretenido, donde el local nunca pudo demostrar porque es el puntero y Ferro hace pensar de por qué está en la cola de la tabla.

Síntesis
Estadio: José María Minella. Arbitro: Gustavo Palleiro, de La Plata.
Alvarado 1
Leandro Evangelisti; Facundo Lagrimal, Leonardo Tambussi, Luis Gómez y Mauro Castro; Juan Fittipaldi, Federico Giménez, Junior Ischia y Sebastián Fernández; Juan Sosa y Jonatan Cayuman. DT: Hugo Tenaglia.
Ferro Carril Sud (Olavarría) 1
Marcos Coronda; Federico Cranca, Enzo Suárez, Nicolás Rosales y Franco Janson; Maximiliano Chevrot, Maximiliano Gargaglione, Daniel Sánchez y Enzo Barrientos; Eloy Colombano y Juan José Longhini. DT: Mauricio Nossei
Goles: 31’ST Longhini (FCS) y 43’ST Juan Sosa (A)
Cambios: 14’ST Diego Napolitano por Fernández (A), 20’ST Guillermo Gargaglione por Chevrot (FCS), 27’ST Darío Villán por Fittipaldi (A). 32’ST Nicolás Ledesma por Colombano (FCS) y 41’ST Hugo Janson por Daniel Sánchez (FCS)-
Incidencias – No hubo.-

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: