Heroico, agónico y conmovedor

ZONA 1
Cruz del Sur venció a Dep. Madryn por 2 a 1 en un partido con 5 minutos finales para el infarto. En la agonía, Mauro Aguilar sacó un zurdazo de la galera y selló el resultado definitivo. El equipo de Bariloche sigue siendo el único puntero y ratificó su poderío como local.

Fue un 2 a 1 tan vibrante como merecido. Los últimos minutos fueron no aptos para cardíacos. El equipo de Bariloche logró su cuarto triunfo consecutivo actuando como local y se mantiene firme en lo más alto de la tabla de la zona patagónica.
Las primeras imágenes del encuentro mostraron a un Deportivo Madryn que llegaba decidido a lastimar al dueño de casa. En la mitad de la cancha, el sacrificio de Aguilar y Pinilla no alcanzaba para contrarrestar el excelente manejo impuesto por experimentados futbolistas como Bona, Galeano y Subiabre. La presión visitante tuvo su premio cuando promediaba la etapa. Mauricio Rivero metió la mano en área propia y el árbitro cipoleño José Luis Higueras no dudó en sancionar la pena máxima. Remató Edgar Galeano y la pelota fue devuelta por el travesaño. Primer mensaje claro de que los vientos soplan de otra manera para este Cruz del Sur versión 2010. De a poco, el conjunto anfitrión empezó a levantar su rendimiento sin llegar a lo pensado por el técnico Busciglio. Una de las más clara tuvo como protagonista a Nicolás Gasperoni desbordando por izquierda y enviando un correcto centro para el cabezazo de Leopoldo Cisneros que se fue por arriba del travesaño.
El panorama fue distinto en la etapa de complemento. Como correspondía a la ocasión, Cruz del Sur comenzó a imponer condiciones ante un rival que cada vez se fue retrasando más en el campo de juego. A los 12 minutos, los “cruzados” elaboraron una ya clásica jugada a la salida de un tiro de esquina. De dicha elaboración participaron Mauricio Rivero y Gustavo Ramírez. El volante zurdo mandó el centro que fue inteligentemente interceptado por Leopoldo Cisneros para batir la resistencia del arquero Mulieri. El “Aurinegro” sintió el impacto y Cruz del Sur se adueñó totalmente del trámite. Enseguida pudo llegar al segundo con una buena acción combinada que culminó con un disparo de Asencio por arriba del travesaño. El técnico Jaime Giordanella trató de revertir la situación con los ingresos de Rosales y Ruiz pero poco pudo modificar.
Pasando la media hora y en pleno dominio local, el colegiado valletano ignoró un claro penal en perjuicio de Cisneros quien fue derribado desde atrás por Gabriel Gómez cuando decididamente se escapaba al gol. Tan fuerte fue el golpe que el goleador histórico debió retirarse en camilla generando una inmensa preocupación en toda la parcialidad. Minutos más tarde, Martín Subiabre le fue con la “plancha” a Gabriel Musson quien también debió abandonar el campo. El DT, Sergio Busciglio modificó todo el sistema con el objetivo de cerrar el partido. Transcurrían 42 minutos cuando decidió volver a sacar a Martín Asencio (figura de la cancha) y ubicar en defensa a Joaquín Rodrigo. Tal como ocurre cada vez que Asencio deja el equipo, se perdió el control del balón y el rival empezó a merodear campo barilochense con mayor comodidad.
Cuando el árbitro señaló los 5 minutos de descuento, nadie imaginó todo lo que en ese lapso ocurriría. Cuando el cronómetro marcaba 47, Madryn alcanzó el empate con un cabezazo (¿O mano?) del defensor Ramiro González quien en los últimos instantes se había lanzado decididamente al ataque. El gol fue un verdadero “mazazo” para el equipo local y para el numeroso público presente en el Municipal. Como otras tantas veces a lo largo del recorrido de Argentino “B”, dos puntos se escapaban en los últimos suspiros. Sin embargo, este Cruz del Sur, diferente a todos los anteriores en cuanto a la fortaleza mental, salió a quemar las naves en los dos minutos que quedaban por jugar. Ramírez mandó un centro desde la derecha, Zambrano la peinó y el “Fideo” Aguilar definió con un zurdazo inolvidable que se incrustó en el ángulo superior derecho del arquero Juan Cruz Mulieri. Heroico, agónico y conmovedor. Así fue el triunfo de Cruz del Sur. También fue merecido. Sirvió para ubicarse otra vez en lo más alto de la tabla de la zona patagónica.
En los restantes cotejos de esta séptima fecha (segunda de las revanchas) hubo un empate y una goleada local. En Río Gallegos, Boca y Deportivo Roca empataron sin abrir el marcador mientras que en Comodoro Rivadavia, Huracán batió a Independiente de Neuquen por 3 a 0. En la próxima fecha, Cruz del Sur irá al “Gigante del barrio Sarmiento” en la localidad de Centenario para visitar al colista Rojo neuquino.

Síntesis
Cancha: Estadio Municipal Bariloche Arbitro: José Luis Higueras (Cipolletti)
CRUZ DEL SUR 2
Pablo Schab; Diego Mansilla, Cristian Zobarzo, Gabriel Musson (Andrés Aranea); Gustavo Ramírez, Eduardo Pinilla, Mauro Aguilar, Mauricio Rivero; Martín Asencio (Joaquín Rodrigo); Leopoldo Cisneros (Sebastián Zambrano) y Nicolás Gasperoni. DT: Sergio Busciglio.
DEPORTIVO MADRYN 1
Juan Cruz Mulieri; Gonzalo Peña, Ramiro González, Gabriel Gómez; César Villarroel (Ignacio Ruiz), Martín Subiabre, Rodrigo Bona, Fabricio Elgorriaga; Edgar Galeano; Lucas Rocco (Claudio Rosales) y Armando Mansilla. DT: Jaime Giordanella.
Goles: 57′ Leopoldo Cisneros (CdS), 92′ Ramiro Gonzalez (DM) y 94′ Mauro Aguilar (CdS).

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: