No puede de local

ZONA 3
El equipo de Pergamino empató como local 1 a 1 ante Las Parejas en un deslucido partido. Ganaban los santafesinos pero logró igualarlo Becerra para Juventud. El fin de semana, los celestes recibirán a La Emilia.
Foto y textos: Semanario El Tiempo Pergamino

Juventud igualó 1 a 1 frente a Sportivo Las Parejas como local. Los celestes necesitaban los tres puntos para escaparle a los úl­timos puestos, eso en la previa, pero por como se sucedieron los hechos y por como se presentó el partido, el empate dejó un margen de conformidad para los dueños de casa. En el fútbol cuando no se puede ganar, lo ideal es no perder. De alguna forma, este concepto reafirma lo sucedido ayer, en cancha de Argentino. Juventud jugó mal y casi nunca tuvo ideas para re­vertir una situación que arrancó complicada. El estado del terreno de juego complicó a propios y extraños. Los 22 protagonistas jamás pudieron dedicarse a intentar jugar, fue raro ver dos o tres pases seguidos, en principio por carecer de inteligencia y des­pués porque ambos no quisieron arriesgar a que “un mal pique “o alguna rara parábola del balón pudiera desembocar en un error difícil de corregir. La pelota iba de un lado a otro, era maltratada y encima las ideas no llegaban. En una de las pocas veces que se juntaron Bulgarelli y Candía por izquierda casi llega el gol luego de un remate cruzado. Después de esa acción, Bulgarelli se encen­dió pero el esférico no le llegaba limpio y ante ese panorama el delantero desapareció. Poco pa­saba, los celestes no encontraban solución por las bandas ni con Candía ni con Villalba. Navone solitario en la zona media inten­taba darle claridad al juego pero Medina que empezó para comer­se la cancha se quedó sin luces ante el contagio generalizado de imprecisiones. El trámite era escaso, las situaciones de riesgo no aparecían, hasta que a los 36 minutos llegó un centro desde la derecha, Aguilar llegó exigido de cabeza al cierre y la pelota salió hacia al medio donde la espera­ba Merlo que con un zapatazo inatajable puso la redonda contra el palo izquierdo para colocar el 1 a 0. Lo que quedó hasta el descanso fue sólo fastidio.
En el complemento, la reali­dad no varió. Aunque el técnico de Juventud metió mano en el equipo. Reemplazó a Ramos y a Medina. Movio ingresó para dar batalla junto a Navone en la zona central y precisamente lograría darle algo de claridad al mediojuego celeste. Sumado a eso le generó la cuota de actitud necesaria para que se encendieran algunos de sus compañeros. Candía creció por izquierda, pero a pesar de contar con una gran pegada falló en la precisión de las pelotas detenidas. Juventud no le encontraba la vuelta al encuentro hasta que en una jugada aislada que perecía no revestir peligro, a los 12 minutos, Becerra cabeceó bombeado y el balón se metió contra el travesaño ante la inédita reacción de Ceberio que se complicó solo y nada pudo hacer para evitar la caída. A partir de ahí, se vio lo mejor del team local. Con más entusiasmo que fútbol se llevó por delante a su rival y en el mejor momento, una jugada desafortunada obligó a que el partido se detuviera por más de 15 minutos. Hubo un choque de cabezas entre Calomino y Merlo a los 24 minutos y posteriormente Merlo cayó al piso y en ese ins­tante se vivieron cinco minutos de real preocupación. Gracias a la rápida intervención del médico de Juventud, Merlo fue asistido por el profesional hasta que llegó la ambulancia y posteriormente el mediocampista santafesino fue trasladado a un nosocomio local. La acción desafortunada repercutió de manera directa en el momento futbolístico de Juventud. Luego del parate, el equipo de Zwenger no fue el mismo. Siguió siendo el del primer tiempo. El encuentro también tuvo la misma tónica, por ende, más allá de que Juventud quiso evidenciar una tímida reacción no era la tarde soñada para los de nuestra ciudad. Poco, muy poco para ganar. Quedó muy claro que ninguno de los dos equipos mostró mucho, el compromiso entre ambos se caracterizó por ser discreto y todo derivó insoslayablemente en igualdad.

Síntesis
Estadio: Fernando Bello. Árbitro: Julio Szylo (Concordia).
Juventud 1
Portiagliatti, Aguilar, Calomino, Peralta, Ramos (Movio), Villalba (Zárate), Navone, Medina (Gómez Rojas), Candía, Bulgarelli y Raúl Becerra. DT: Víctor, Zwenger
Las Parejas 1
Ceberio, Ferreyra, Martoglia, R,Pereyra, Merlo (Herrera), Maldonado, Sánchez, González, Verón, Serial y Ojeda (Diego Pereyra). DT: Diego Torrente
Goles – Primer Tiempo: 36´ Merlo (SP). Segundo Tiempo: 12´ Raúl Becerra (J).
Incidencias – Expulsado Segundo Tiempo 55´ Herrera (SP). El partido estuvo detenido durante 15 minutos, por esa razón, el árbitro adicionó 10 minutos una vez cumplido el tiempo reglamentario.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: