Guaraní no pudo contra For Ever

ZONA 6
Pese a disponer de las mejores (y escasas) situaciones ante los arcos, Guaraní no pudo quebrar el cerrojo defensivo que impuso Chaco For Ever y empató 0 a 0 este domingo en Villa Sarita. Los visitantes, finalizaron con diez, debido a la expulsión de Gabriel Mosevich.

No se recuerda, en los últimos años, que un equipo del Argentino B haya planificado un partido con forma tan amarrete como el negro chaqueño, tanto es así que no llevó una sola situación de peligro para el arco de Ponzio.
Pero lo preocupante para la Franja es que su planteo, claramente ofensivo, no haya logrado superar el vallado de hombres que le opuso la visita, que festejó la igualdad como si fuese un triunfo.
Se puede afirmar también que Guaraní regaló un tiempo, ya que en las numerosas situaciones de riesgo para la meta del muy seguro arquero Ober Padua (la figura de su equipo) recién corrió real peligro en la parte final y las situaciones malogradas fueron numerosas.
El árbitro correntino dejó sin sanción dos claros penales cometidos por los chaqueños, el primero poco antes de finalizar la etapa inicial, cuando un centro de Ariel Silva, el delantero Emiliano Strappini se aprestaba impulsar al gol, en el segundo palo, fue empujado por Escobar en jugada registrada a un metro del arco y la pelota siguió de largo.
Sobre los 48 minutos de período complementario, un corner ejecutado por José Romero desde el sector izquierdo, fue devuelto hacia el área chica desde la derecha de cabeza por Marchesini, y cuando Daniel Juárez se aprestaba a convertir, también de cabeza, fue claro el empujón de un defensor chaqueño que lo sacó de línea y evitó la conquista del delantero jujeño. El árbitro hizo sonar su silbato y cuando todo el mundo consideró que sancionaba la pena máxima, lo que hizo fue dar por finalizado el partido, ante las protestas de los jugadores locales.
El juez correntino no lo vio, no quiso o no se animó a sancionar la falta que vio todo el estadio y que Cristian Tabaqui (volante de For Ever) al final del encuentro admitió, con sinceridad, en declaraciones radiales, que el penal había existido.
Jugadas claves que, obviamente, pudieron haber cambiado la historia del encuentro.
Entre las numerosas situaciones de gol malogradas figuran dos que fueron las más claras.
Una, a los 25 minutos del segundo tiempo, cuando el “Bichi” López García entró por derecha eludiendo adversarios, lanzó un centro atras que empalmó Juárez como venía de frente al arco y Eber Padua desvió al corner con la pierna derecha, casi milagrosamente.
Otra sobre los 46 minutos, también de la etapa final, cuando era intenso el dominio franjeado, López García ubicado a unos tres metros del arco sobre la derecha, cabeceó a media altura, la pelota superó al arquero pero Valenzuela, también de cabeza, logró rechazar sobre la línea.
Entre un equipo que quiso, triunfó el que no quiso. El que vino a buscar el cero y lo consiguió, pero con este planteo poco futuro tiene For Ever. Podrá “arañar” un puntito, pero mayores aspiraciones no puede tener. Porque su esquema es destruir y no crear, hacer pasar el tiempo, simular lesiones, y el de su director técnico inventar conflicto permanentemente ante la permisividad del árbitrio. Deben haber regresado al Chaco contentos por el punto, pero preocupados por el rendimiento.
Por su parte Guaraní, si bien no logró perforar la valla adversaria, recibió al final el nutrido aplauso del público, como premiando el manifiesto deseo de triunfo que expuso en la cancha y el esfuerzo puesto por alcanzar el objetivo.
No se desordenó nunca, un equipo bien armado de atras para adelante, su defensa no corrió peligro nunca por dos razones; una porque los chaqueños pusieron un solo delantero de punta (Serravalle) y otra porque la sincronización defensiva local fue perfecta, con Matías Marchesini como abanderado.
En el medio el local triunfó siempre, o casi siempre, donde la figura de Augusto Prono (lo mejor de Guaraní) alcanzó un nivel superlativo, más aún que era casi el único que trabajaba en la tarea de contención.
Los volantes que realizaron la función de enlace, López García y Bianchini, cumplieron una aceptable tarea, quizás por movilidad el “Bichi” fue mejor, porque además tuvo llegada, pero el entrerriano alcanzó un nivel muy superior a actuaciones anteriores.
Adelante Juárez siempre arrimó peligró y es elogiable la enorme voluntad de Strappini, que no luce técnicamente, pero hay que aguantarlo cuando ataca.
En resumen, pese a no haber alcanzado el objetivo que era lógicamente el triunfo, si Guaraní mantiene este nivel de juego, si no se desordena pese a no concretar, si arriesga como arriesgo con los cambios en busca del triunfo, el panorama es mucho más optimista que la posición de escolta que tiene en la tabla de valores.
Con los resultados registrados en la esta fecha, Guaraní sigue manteniendo el segundo lugar en la tabla de posiciones

Síntesis
Estadio: Clemente Argentino Fernández de Oliveira (Guaraní). Arbitro: Sergio Pérez (Corrientes).
Guaraní Antonio Franco 0
Gonzalo Ponzio; Ariel Silva, Leandro Fernández, Matías Marchesini y Eric Villalba (Arnaldo Álvez); Darío Cardozo (José Alfredo Romero), Augusto Prono, Lucas López García, Nicolás Bianchini; Emiliano Strappini (Ariel Andrusyzsyn) y Daniel Juárez. DT: Hugo Castillo.
Chaco For Ever 0
Ober Padua; Facundo Escobar (Juan Gómez), Rolando Espinoza, José Rodríguez y Carlos Hermosilla (Alberto Molina); Gabriel Mosevich, José David Romero, Cristian Tabaqui y Lucas Galarza; Mario Valenzuela; Hugo Serravalle. DT: Ariel Medina.
Goles: No hubo.-
Incidencias – Expulsado Segundo Tiempo 39’ Gabriel Mosevich (FE).

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: