Un blooper le complicó la vida a Racing en el “Minella”

ZONA 2
Diego Minor en el primer tiempo y Adrián Arébalo en el segundo, ambos de tiro libre, anotaron los tantos. Este sábado a las 20 juegan Independiente de Tandil – Bella Vista.
Textos: Infoeme.com y diario El Atlántico. Fotos: gentileza diarios El Atlántico y La Capital

Una derrota inmerecida, un marcador exagerado coronaron la visita de Racing a Alvarado de Mar del Plata, que sacó provecho de un gol insólito para hacer la primera ventaja y cuando el chaira se ahogaba en su propia impotencia, en el final anotó el segundo. Ambos de pelota parada, el primero un blooper, el segundo un golazo.
Racing tuvo más control de pelota a lo largo del partido, sus mejores momentos llegaron cuando el Guante Ibáñez se hizo de la pelota, pero careció de contundencia y sufrió un golpe letal cuando Minor tomó un tiro libre, Ferreyra dejó pasar la pelota pensando que se trataba de un disparo indirecto, y Alvarado se encontró con una ventaja que no merecía.
Poco había propuesto el local para llegar a semejante premio, y ese gol cambió el mapa psicológico del partido. El que se iba a empezar a impacientar tarde o temprano, hizo clink caja, se preocupó para cerrar espacios del medio para atrás y le transfirió el peso del partido a Racing.
En la jugada previa, el chaira estuvo muy cerca de la apertura, cuando Julio Ibáñez casi la clavó en el ángulo en un tiro libre, y sobre el final del primer tiempo volvió a merodear el gol: García Lorenzo tiró un centro picando la pelota, y Cristian Girard cabeceó bajo, esquinado, obligando a Evangelisti a una estirada y despeje al córner con lo justo.
Alvarado contestó rápido. Villán la armó con Asprilla sobre la derecha, el colombiano desbordó en velocidad, metió el pase atrás y el “Tino” definió “suavecito”, perdiendo el duelo con Ferreyra.
En los primeros 15m. del segundo tiempo Racing se adueñó de la pelota, la hizo circular con criterio, y se arrimó a los 12’. Scaserra quedó solo en la derecha y remató, pero la defensa llegó justo y tras un rebote la pelota se fue al córner.
El azuleño bien pudo haber optado por la asistencia a un par de compañeros entrando al área.
Llegando a los 20m. Alvarado logró equilibrar un poco tenencia, y pudo situar el juego lejos de Evangelisti. Luego de un pelotazo de Christovao tras cortar un ataque chaira, Asprilla se perfilaba para ganarle en velocidad a dos rivales, pero el arquero Ferreyra resolvió muy bien despejando con la cabeza fuera del área.
Afianzado en el tridente Castro-Christovao-Asprilla, Alvarado le fue poniendo las bases a otro triunfo como local. Finalmente, llegó el golpe definitivo, por intermedio de Arévalo, con una caricia de zurda que se metió en el ángulo izquierdo.
Racing no mereció tanto castigo, pero volvió a caer. Son tres partidos sin poder sumar de a tres y 280’ si conocer lo que es hacer un gol.
La revancha está a la vuelta de la esquinta, quizás el viernes, cuando lo visite el líder Liniers.

Síntesis
Estadio: “José María Minella”, de Mar del Plata Arbitro: Darío Paciaroni, de la Liga de Balcarce
Alvarado 2
Evangelisti; Facundo Lagrimal, Luis Gómez, Mauro Castro y Adrián Arébalo; Diego Minor, Gabriel Christovao, Junior Ischia; Diego Napolitano; Darío Villán y Yoao Asprilla. DT: Hugo Tenaglia.
Racing 0
Guillermo Ferreyra; Darío Santellán, Esteban Erramuspe, Juan Carlos Miño y Leo Vitale; Scasserra, Derlis Franco, Julio Ibáñez, David García Lorenzo; Gonzalo Baroni y Girard. DT: Duilio Botella.
Gol en el primer tiempo: a los 18m. Diego Minor (A). Gol en el segundo tiempo: a los 38m. Adrián Arévalo (A).
Cambios en el segundo tiempo: a los 21m. Cañete por Ibáñez (R); 22m. Yabrón por Minor (A); 30m. Castagnino por Vitale (R); 33m. Juan Sosa por Napolitano (A); 39m. Colaneri por Villán (A) y Barzola por Santellán (R).

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: