Gran goleada de La Emilia en el debut

ZONA 4
Juventud arrancó con todo en el partido y ya a los 5 minutos ganaba 1 a 0 con gol de Calomino quién aprovechó una perfecta combinación ofensiva luego de una pelota parada para sacar rápidas diferencias en el marcador.
Informe: Gentileza Semanario El Tiempo Pergamino

Ramos ejecutó desde el sector izquierdo para la llegada de Guidi por detrás de todos que bien acortinado por sus compañeros, quedó solo para bajarla de cabeza al medio para la entrada de Calomino quién también de cabeza, colocó la pelota al palo izquierdo de Ozafrán para hacer explotar las gargantas de los más de 400 simpatizantes que acom­pañaron a Juventud hasta La Emilia poniéndole color y calor a una tarde de agradable tempe­ratura. En la primera jugada de real peligro, los celestes sacaban diferencias y a partir de ahí se vendría lo mejor de Juventud en el partido. Los conducidos por Zwenger achicaban bien los espacios, recuperaban rápido el balón y casi no dejaban espacios atrás lo que resultaba satisfacto­rio para los de nuestra ciudad porque ganaban, jugaban bien y lo mejor de todo es que tenían controlado a su rival. Pero esos buenos primeros 25 minutos del team celeste se esfumaron inexplicablemente.
Busso había evitado de manera magnífica volando hacia su palo derecho la igualdad, pero bastó que La Emilia contara con su primera aproximación de riesgo para que la aprovechara al máximo. A los 17 minutos, Ramos y Bulgarelli perdieron increíblemente la pelota en la mitad del terreno con Juventud a contrapierna y lo pagaron carísimo.
Bahillo sacó provecho de la acción filtrándose entre los centrales que dudaron en evitar la embestida del delan­tero que terminó mano a mano con Busso eliminándolo con un magnífico quiebre de cintura para poner el 1 a 1. De ahí en más, ambos conjuntos bajaron la intensidad y acto seguido las pretensiones de arrimar peligro frente a las áreas.
Cuando se moría la primera etapa, a los 45 minutos llegó un tiro libre desde la derecha, la pelota fue rechazada en la puerta del área y cuando parecía ser de Duhau, le ganaron la posición, el balón cayó nuevamente en el área y Ro­tondo entrando por el segundo palo, de cabeza, puso el 2 a 1. Al minuto, el esférico llegó desde la izquierda y Bahillo a la altura del primer palo anticipó a Busso para decretar el 3 a 1 que era un golpe definitivo a la moral, en dos minutos los celestes caían de manera inexplicable. En el complemento, la necesidad era de Juventud y eso favorecía a La Emilia. Los de la ribera salieron a todo o nada y lograrían descon­tar con un frentazo inatajable de Guidi luego de un corner desde la derecha a los 17 minutos.
El gol hizo crecer a los de nuestro medio y cuando habían logrado superar a su adversario en lo físico y también en lo futbolís­tico, en el mejor momento de Juventud, como había ocurrido en el primer período, llegó un penal que haría casi imposible, a esa altura de las acciones, una reacción favorable para el team pergaminense.
Cuando los “pañeros” avanzaban por derecha a los 33 minutos, por el centro del área apareció Bernasconi que buscaba posición y Aguilar se lo llevó por delante y el árbitro Juan Ignacio Bruno pitó penal. Pontieri ejecutó al palo derecho de Busso para estampar el 4 a 2. Las desinteligencias celestes fue­ron al fin de cuentas el principal déficit del equipo de Zwenger. En contrapartida, la pelota de­tenida fue una virtud (los dos goles llegaron por esa vía), el equipo descubrió por ejemplo a un Movio recuperador en el mediocampo, algo dubitativo en algunos tramos pero que cumplió con creces en su primer partido. Tuvo en Becerra a un delantero con gran potencial en el juego aéreo, muy movedizo y que mostró un interesante repertorio pero que extrañó en demasía a Bulgarelli que no fue el mismo de otras tardes.
Más allá de algunos puntos altos en el plano individual, hubo momen­tos en los que algunos jugadores de Juventud parecieron carecer de actitud para defender la te­nencia del balón y esa fue una característica que supo aprove­char La Emilia. El team “pañero” fue pura contundencia en un partido que no daba respiros, gran parte del juego fue de ida y vuelta y encima ofreció múltiples emociones. Lo que quedaba fue pura desesperación para Juven­tud, mezclada con la impotencia de algo que era irreversible.
La Emilia exhibía tranquilidad y no era para menos, en el marcador estaba todo resuelto, en la cancha aunque parezca una utopía las diferencias habían sido escasas y lo liquidó con Ledesma a los 49 minutos para redondear el 5 a 2 final. Hoy por hoy, la contundencia en el fútbol se cotiza a valor muy alto y La Emilia tuvo su gran premio a la contundencia consiguiendo un triunfo inobjetable.

Síntesis
Estadio: “Jacinto ‘Gato’ López”. Arbitro: Juan Ignacio Bruno (San Antonio de Areco).
La Emilia 5
Ignacio Ozafrán, Jorge Rotondo, Diego Delorfanello, Matías Cantero, Alejandro Enriquez, Diego Pontieri, Jorge Ramírez, José Luis Villagra, Hernán Ledesma, Martín Bahillo y Leandro Bernasconi. DT: Daniel Agotegaray.
Juventud 2
Mauricio Busso, Diego Aguilar, Fernando Guidi, Leandro Palomino, Leandro Candia, Marcos Duhau, Fernando Movio, Fabricio Bontempo, Diego Ramos, Raúl Becerra y Alexis Bulgarelli. DT: Víctor Zwenger
Goles: PT: 5´ Calomino (J), 17´Bahillio (LE), 45´ Rotondo (LE)´ y 46´ Bahillio (LE). ST: 17´ Guidi (J), 33´ Pontieri- penal- (LE), 47´ Ledesma (LE).
Cambios: en La Emilia ingresaron Ledesma, Páez y Casaña por Bahillo, Paredes y Bernasconi. En Juventud: Lisandro Zárate y Gómez Rojas por Duhau y Bontempo.
Expulsados: ST: 33 minutos Aguilar (J).

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: